HPIM0049

No 964 “En mi opinión” Junio 1, 2015

No 964   “En mi opinión”  Junio 1, 2015

“IN GOD WE TRUST” LAZARO R GONZALEZ MIñO EDITOR

 

 

AMENPER: Se está empezando a llenar el Tibor Demócrata

No creo que nadie ya sea contrario o miembro del partido Demócrata, pueda dejar de reconocer que el partido se ha convertido simplemente en un partido socialista.  Esto no es nada malo para un partido político, simplemente representa una preferencia política lo cual es representativo de la diversidad de la democracia.

Pero considerando lo que el socialismo representa donde se establece, no podemos menos que preocuparnos.

Hillary Clinton ha sido y es socialista, usar otro nombre es cuestión de semántica, pero eso es lo que ella representa. Pero en el nuevo partido demócrata, ser socialista ya no es suficiente, tienes que ser un socialista radical.  Por eso le han salido hasta ahora dos oponentes y los dos están por la izquierda de Hillary.

El primero fue el sincero Bernie Sanders, que no niega su condición de socialista, ahora nos sale el antiguo Gobernador de Maryland y antiguo alcalde de Baltimore, Martin O’Malley

Se presentó ayer en la televisión anunciando su candidatura en la ciudad de Baltimore, con un telón de fondo con escombros de los recientes disturbios, negocios saqueados, y cadáveres de e 43 víctimas de homicidios de la ciudad en mayo, un récord nacional.

¿Qué nos puede ofrecer O´Malley?  Scott Walker habla de hacer nacionalmente lo que hizo en su estado.  ¿Puede hacer O´Malley lo mismo? , El desempleo en Baltimore es 8,1% y la población ha disminuido en unos 35.000 desde 1999 no es la huida de los blancos solamente, los negros decentes también se han ido. Como los negros que quedan es la raspa del fondo de la cazuela, el ingreso promedio de los negros es la mitad que de los blancos, pero ahora O’Malley nos hablará en sus campañas contra la desigualdad.

Planea irse más  a la izquierda que Hillary, y el sábado lamentaba “una creciente injusticia en nuestro país hoy”. Aunque su partido ha controlado la casa blanca durante siete años, y él ha gobernado Maryland como un experimento de laboratorio progresivo con resultados desastrosos, afirmó podría equilibrar el presupuesto simplemente haciendo “responsables” a los ricos.Pero durante sus ocho años como gobernador subió como  40  impuestos, por $ 3 billones al año y aumentó los gastos por un 33%

Casi todas sus alzas de impuestos de su millonario presupuesto (que expiró en 2011) y el aumento del impuesto sobre sociedades (a 8,25% de 7%) golpearon a los votantes de bajos ingresos y ricos por igual. En 2007 levantó el impuesto a las ventas al 6% del 5% y se duplicó el impuesto sobre los cigarrillos a 2 dólares por paquete. En 2011 se apropió en el impuesto sobre el alcohol en un 50%.

Estos fueron seguidos por un “impuesto al ras” y “lluvia de impuestos” a los propietarios para financiar mejoras en el sistema alcantarillado y saneamiento ambiental de la bahía de Chesapeake, necesario, en parte porque el gobernador apropió $ 1,2 billones de fondos especiales para la restauración del medio ambiente. También robó cientos de millones del Fondo Fiduciario transporte — y luego subió el impuesto a la gasolina para compensar el déficit.

Pudiéramos pensar que todo esto podría atraer a algunos votantes liberales. Sin embargo el gobernador republicano Larry Hogan fue electo contra al candidato que apoyó O’Malley, Anthony Brown. El otoño pasado basando su campaña Hogan como si fuera un referéndum sobre su historial económico de la tenencia de O´Malley.

La victoria de Mr. Hogan fue especialmente impresionante porque los demócratas superan en número a los republicanos en Maryland por dos a uno.

Si O´Malley no pude retener la gubernatura en un estado tan Demócrata como Maryland, no comprendemos lo que le hace pensar que puede ganarle a Hillary y mucho menos ser electo presidente..

O’Malley puede atraer a algunos demócratas como una alternativa a la inevitabilidad de Clinton y como cinismo, pero tiene pocas posibilidades en la nominación a menos que la  Clinton inesperadamente se retire ante la presión de sus escándalos, y luego otros demócratas se unirían a la carrera.

Pero hemos visto cosas más raras que está en los últimos tiempos, y siempre será divertido ver los debates entre estos tres socialistas disputándose cuál de los tres es el más cerca al comunismo.

Ahora, yo creo que los republicanos se sentirían muy felices compitiendo contra el modelo progresista de Maryland.

“EMO” ¿Se está llenado o ya está desbordándose de mierda el tibor del partido Demócrata? LRGM

 

 

AMENPER: No hay peor Sordo que el que no quiere Oír. 
Cuando llegó el comunismo a Cuba en sus inicios, no debería de haber sido una sorpresa lo que nos esperaba.  Habían libros de escritores que nos habían advertido de lo que era el “paraíso socialista” pero embriagados por los cantos de sirena de la revolución verde como las palmas y su carismático máximo líder, la mayoría escogió no leer estos libros.

El más conocido en aquella época era “La gran estafa” del comunista peruano arrepentido Eudocio Ravines, y como es claro “Rebelión en la Granja” de George Orwell en 1945.

Pero había otros libros anteriores como el del famoso escritor inglés del siglo XIX y humorista, Jerome K. Jerome (1859-1927), que disparó una andanada satírica pero penetrante contra socialismo bajo el título “La nueva utopía”, uno de una colección de ensayos y cuentos publicado por primera vez en 1891.

Otro menos conocido es el libro de Eugen Richter “Futuro Socialista.

Un abogado alemán, funcionario y político, Richter (1838-1906) fue un fuerte defensor del libre comercio y una economía de mercado y como líder de los liberales alemanes en el Reichstag (Parlamento), uno de los grandes críticos de tanto del partido socialdemócrata (los socialistas alemanes) y las políticas del Canciller imperial, Otto von Bismarck. Desde 1885 hasta 1904 Richter fue también el editor jefe del diario liberal, Freisinnige Zeitung, y fue durante este período que escribió su gran sátira anti socialista.

Imágenes  del futuro socialista desarrolla temas similares a los que se encuentran en “La nueva utopía”, pero mucho más extensamente y menos caprichosamente. Conservando su tono satírico, su visión de una sociedad socialista es totalmente realista, especialmente en su análisis proféticamente preciso del impacto y las consecuencias de las políticas y las instituciones socialistas.

La historia de Richter comienza con una nota de celebración tras una revolución socialista en Alemania. “La bandera roja de las ondas de socialismo internacionales del Palacio y de todos los edificios públicos en Berlín,” se regocija el narrador, el orgulloso padre de una familia socialista. “El viejo régimen podrido, con su ascendencia de capital y su sistema de saqueo de las clases trabajadoras se ha desmoronado en pedazos. Y en beneficio de mis hijos y de hijos, tengo la intención de abrir de manera humilde, una pequeña cuenta de este nuevo reinado de fraternidad y filantropía universal.” Es entonces que la trama se  procede a desarrollar, pero con una creciente desilusión

Como podría esperarse, la narrativa es inicialmente optimista, presentándonos con descripciones entusiastas de todos los nuevos cambios introducidos por la revolución socialista. Aprendemos que toda propiedad privada ha sido confiscada, toda la industria y servicios nacionalizados y toda la vida familiar y personal subordinado a las necesidades y el control del estado. (Nos suena familiar, ¿No es verdad?)

Además, estamos informados, todos los ciudadanos sanos entre las edades de 21 y 65 años están obligados a registrarse para el trabajo, con el gobierno decidiendo por sí solo decidir dónde y cómo deben emplearse, de nuevo algo familiar más de 50 años después en nuestra patria.

 Pero en vez de marcar el comienzo de una nueva era de armonía social y abundancia, estos decretos y medidas socialistas eventualmente producen el resultado contrario. Y aquí Richter es particularmente hábil, porque su sátira revela las consecuencias despliegue del socialismo como afectan el narrador y su familia.

La colectivización de cuidado infantil, educación y vivienda, por ejemplo, es particularmente dolorosa en sus efectos. La eliminación de la joven hija del narrador a un orfanato estatal y el anciano padre del narrador a una casa de descanso del gobierno, tiene un impacto devastador en toda la familia, mientras que los nuevos decretos de aplicación de control de la fuerza laboral del estado tienen un efecto desmoralizador semejante. No sólo son los hijos y nuera prospectiva del narrador se ven obligados a posponer su matrimonio por tener que vivir y trabajar en diferentes ciudades, pero la confiscación de sus ahorros arruina sus planes y ambiciones para su futuro. Y como si todo esto no fuera suficientemente malo, la colectivización forzada y redistribución de viviendas y muebles y el establecimiento del “Estado Socialista” en el cual todos los ciudadanos están obligados a comer sus comidas comunales proporcionadas, con un sistema de racionamiento, es una fuente de mayor desmoralización.

El resto de la narrativa de Richter describe los procesos por los cuales la última gota del agua socialista desborda del vaso alemán. La colectivización de la economía y de todas las instituciones culturales desalienta el esfuerzo, la creatividad y producción, destruyendo los estándares de vida y provocando la emigración de todos los miembros más talentosos y emprendedores de la sociedad. Tal parece que estamos leyendo la historia de la revolución cubana, y esto fue escrito mucho antes, sólo había que leerlo para saber lo que iba a pasar.

Al mismo tiempo la centralización del poder y la toma de decisiones en manos del estado y la necesidad de disciplinar a la población cada vez más inquieta y rebelde, produce un gran aumento en el tamaño de la burocracia estatal y el aparato de seguridad, con la asistencia de un creciente ejército de informadores (Chivatos del comité de defensa, de nuevo algo profético).

Como el narrador de Richter explica, las elecciones democráticas se han convertido en una farsa ya que “cada individuo es un espía a su vecino”. Finalmente, por supuesto, aumenta el descontento, agravado por el cierre de las fronteras y el castigo a todos esos que buscan escapar del paraíso socialista, estalla en contrarrevolución a gran escala y la guerra civil.

¿Nadie que haya vivido la implantación de un sistema socialista que Richter presentó con este cuadro puede negar su anticipación profética del curso de la revolución socialista en el siglo XX y su secuela el socialismo del siglo XXI?

Aquellos que han leído el libro de Roland Huntford en Suecia, “El nuevo totalitario” (1971), también reconocerán la importancia de ambos sátiras a la evolución del estado de bienestar en las democracias occidentales cada vez más “políticamente correctos”, especialmente en el campo de la educación. Una vez más, no podemos decir que no nos avisaron.

Pero no hay peor sordo que el que no quiere oír ni peor ciego que el que no quiere ver.

Prefieren oír los cantos de sirena del “Cambio” sin hacerse la pregunta lógica, ¿Qué clase de cambio?

 

AMENPER: Autocensura es Hipocresía

La autocensura es una forma de hipocresía. Consiste en que la persona no manifiesta su verdadera opinión por miedo a las consecuencias o, en términos más generales, consiste en renunciar a la libertad personal de expresión por temor a las consecuencias.

Un ejemplo sería renunciar a transmitir lo que pasa por nuestra mente por miedo a que nos afecte en nuestro trabajo o por represalias por las autoridades del sistema establecido. El mayor peligro de la autocensura es que al no expresar estos sentimientos o imágenes en palabras o arte luego broten en forma de odio o violencia contra los demás cuando denuncian la hipocresía del que se ha autocensurado.

También podríamos definirlo como el acto de censurar o clasificar nuestro propio trabajo; por la presión abierta o expresa de cualquier parte específica o institución de autoridad. La autocensura, a menudo, es practicada por productores fílmicos, directores cinematográficos, editores, periodistas, músicos, presentadores de noticias, entre otros. En países con sistemas Autoritarios de gobierno, cuando los creadores de alguna expresión artística, eliminan de su obra material que su gobierno podría encontrar controversial por miedo o temor a ser sancionado por los gobernantes.

Vimos y todavía seguimos viendo la autocensura en Cuba, lo estamos viendo ahora en este país que siempre había sido un baluarte de la libertad de expresión.

Los artistas con ideas contrarias al socialismo son cortados de sus actuaciones por el establecimiento de Hollywood, lo que ha traído la hipocresía de autocensura para poder subsistir, lo mismo sucede con los periodistas.

¿Es esta hipocresía aceptable como un método válido de subsistencia?  No lo creo, pienso que es una traición a los que no renuncian a su libertad de expresión sin miedo a las consecuencias.

El silencio de la prensa complaciente es una traición a su profesión y un ataque a la libertad de expresión.

El público premia a los que no se autocensuran, Fox News una de los pocos medios de comunicación que presentan las noticias sin autocensurarse está en primer lugar en todas las encuestas de los medios noticiosos.

Pero el peor resultado de la autocensura es el de presentar las noticias favorablemente para el candidato del gobierno, es que esto produce una competencia desleal, los candidatos beneficiados reciben sin costo una propaganda tácita que a los otros les cuesta miles de dólares, y esto va en contra de los principios democráticos.

Pero estos son los preludios de lo que todo conocemos en los países totalitarios, que es la eliminación de toda voz que se opone al gran gobierno.  Esperemos que el pueblo americano pueda cortar a tiempo este peligro.

 

 

AMENPER: OBAMA´S AMÉRICA

Hay muchas opiniones diferentes y las conjeturas que nos hacemos sobre nuestro actual Presidente en un esfuerzo por entender y explicar las acciones inconsistentes y las decisiones caóticas tomadas por este hombre.

La gente reacciona de diferentes maneras a las decisiones y la locura de esta administración, muchos intentan concentrarse en y descifrar el enigma de una  deuda nacional fuera de control, el abandono de los tradicionales aliados como Israel y aquellos que son amistosos con América, comportándose condescendientemente con nuestros enemigos como Irán y Cuba. Domésticamente con  la expansión de la dependencia de gobierno y la división de la nación en cualquier manera concebible , hablando mal de cualquier religión excepto el Islam, la escalada permitida de los fanáticos radicales. El Gobierno tomando el control de industrias privadas, financiadas por rescates, con un inexplicable fraude y  derroche. El nombramiento de los funcionarios elegidos eludiendo la legislación. Una fingida indignación a los escándalos que nunca se resuelven o incluso ni siquiera son investigados, nombrando personas incompetentes en asientos jurídicos o altos cargos para fines políticos.,  Costosas vacaciones con gastos frívolos de él y su familia. El frecuente y de apoyo a los países socialistas y comunistas. La negación de la auto-dependencia patriótica y autosuficiencia individual. La debilidad internacional, su falta de apoyo a las fuerzas combatientes. Ejecutando órdenes presidenciales que escribe selectivamente evadiendo la calificación del Congreso. Cuestionables actuaciones que presentan sentimientos anti-estadounidenses.

Es por estas acciones que muchos escritores preocupados han escrito libros poniéndole etiquetas a este presidente-

El problema viene cuando empezamos a analizar estas etiquetas y los epítetos para explicar las actividades actuales del Presidente o su administración corrupta y parecen aptas  para cualquier momento en que ocurren los hecho, pero realmente no se comprende su persona como un todo..

Como cada uno de nosotros intentamos centrarnos en lo que representa Obama, la descripción parece apropiada en algún momento pero la imagen se borra un poco, nunca sale completamente.

Eso fue hasta que vimos la película “Obama´s América y todo empezó a caer en su lugar, y la respuesta se convirtió tan clara como el cristal. Con un nuevo entendimiento y una visión completa de los bloques que han creado la Fundación esta administración no sólo por su actuación pero por un  conocimiento más profundo de su familia y su socios en su carrera. Sus amigos y asociados aportan un conocimiento temible de la senda por donde está arrastrando hacia abajo a la América que conocemos y lo que muy posiblemente puede ser nuestro futuro.

El resumen del análisis del escritor y productor Dinesh Joseph D’Souza es que Obama está cumpliendo el sueño de su padre como lo describió el mismo en sus libros.. Obama como su padre es Musulmán, por educación y crianza, es un socialista por su asociación con sus consejeros y maestros, es anticolonialista por sus raíces en Kenia, y sobre todo odia profundamente a América y lo que esta representa.

Se puede pensar que era una conjetura de D´Souza, pero vemos que los acontecimientos, dos años después de la película se están desarrollando en el camino profético que esta nos describió.

Obama se mantiene observando sin tomar medidas efectivas, los asesinatos de ISIS, abandona a un aliado Israel por hacer tratos con el enemigo de Estados Unidos la república Islámica de Irán.  Se hace cargo de empresas como General Motor, implanta un sistema de salud proyectado hacia un sistema de salud universal y promueve desde la retaguardia la división racial con una violencia destructiva que amenaza con destruir América.

La película original salió hace dos años, y la trayectoria de la administración sólo ha corroborado lo que D´Souza nos dijo.

Estamos en un cruce trascendental, o elegimos a Hillary Clinton que con el camino trazado por Obama seguirá hasta la socialización total, o elegimos a un candidato que trate de lograr reparar los daños que ha hecho y hará en los dos años que le falta a esta administración.

 

 

AMENPER: Las Complicaciones de la Nueva Cultura

Según pasan los años, más extraño mi niñez.  La vida no era tan complicada, las clases en el colegio, los juegos de balón (soccer) o pelota y los matinées los domingos en el cine principal.  Las películas eran fáciles de entender, Tarzán era un héroe, que era blanco pero que vivía en África y Juana era su mujer que era naturalmente también blanca.  Nunca tuvimos que pensar que Tarzán era un abusador de los negros nunca nos pusimos a pensar por qué Tarzán no se casó con una de las negras que abundaban en la selva y tuvo que discriminadamente escoger una blanca. Siempre pensamos que los antropófagos negros que veíamos en la película eran los enemigos de Tarzán  simplemente porque eran malos, no que fueran víctimas de una opresión racista de Tarzán.

Batman era también un héroe que combatía el mal, y tenía un joven compañero que se llamaba Robín, y nunca tuve que calentarme la cabeza pensando que había un problema homosexual entre ellos y que esto era parte del mensaje.  Para mí el único mensaje de Mandrake era su facultad para la magia, nunca pensé que había un triángulo de implicaciones sexuales entre Mandrake, su esposa, la princesa Narda y el negro Lotario.  Supermán era el hombre de acero, nunca pensé en que el rechazo de los avances de Lois Lane y su preferencia por Jimmy Olsen tuviera un mensaje de una preferencia sexual.  Pero todo lo que es descripto arriba no es producto de mi mente, son cosas que he leído en esta cultura que estamos viviendo, donde a todo se le da un viso o racista o de lo que llaman preferencia sexual, que en mi época llamábamos desviaciones emocionales. 

Más adelante ya mis hijos tuvieron los muñequitos políticamente correctos, el primero fue Bambi, cuando el criminal cazador mató a la madre de Bambi que quedó desamparado. 

Claro que Bambi no era un niñito sino un animal y el cazador no era un criminal porque mató al venado como deporte de caza silvestre y como han hecho los cazadores desde la época de las cavernas para comérselo y no hay nada siniestro en todo eso.

Entonces tuvimos que explicarle esto a nuestros hijos.  Cuando se prepara bien, la carne de venado magra puede ser incluso más deliciosa que la res y otras carnes y siempre he disfrutado de un buen estofado o un filete de venado.  ¿Cómo explicarles a mis hijos que no nos estábamos comiendo a la madre de Bambi?

La corrección política nos hace la vida más complicada, pero ahora todavía no complican la vida más, han añadido un corolario a “políticamente correcto” que llaman “empáticamente correcto” que es  relativos a, o caracterizado por la empatía, la identificación psicológica con los sentimientos, pensamientos o actitudes de los demás, o sea que no sólo hay que aceptar la corrección política pero  hay que identificarse sentimentalmente con otros de una raza diferente o una preferencia sexual mixta.

Eso no sólo lo considero difícil y absurdo, pero algunas veces puede ser peligroso.

Gracias a Dios hay ya personas que se están revelando institucionalmente contra esta porquería. 

Los británicos que con su flema son más pragmáticos que el resto de la humanidad y ya formaron  una asociación que se autodenomina “Campaña contra la corrección Política”

La campaña contra la corrección política en inglés “Campaign Against Political Correctness”  es una organización no partidista en el Reino Unido creada para oponerse a lo que describen como políticamente opresivo sus fundadores. A veces se acorta el nombre a las siglas ‘CAPC’.

Hace años padezco de un desorden respiratorio que se llama apnea del sueño, que uno deja de respirar mientras duerme, y uso un aparato que llaman CPAP, como ven las siglas se parecen, por esto me identifico con esta asociación que pudiera hacerme respirar mejor y dormir más tranquilo en esta era de corrección política.

 

 

Watchdog says ex-Nazis got $20.2 million in Social Security

Associated Press

By RICHARD LARDNER, DAVID RISING and RANDY HERSCHAFT, Associated Press1 day ago

In this April 6, 2012 file photo, Rep. Carolyn Maloney, D-NY, addresses a gathering of Indonesian immigrants at the Reformed Church of Highland Park in Highland Park, N.J. More than 130 suspected Nazi war…

WASHINGTON — In a forthcoming report triggered by an Associated Press investigation, the top watchdog at the Social Security Administration found the agency paid $20.2 million in benefits to more than 130 suspected Nazi war criminals, SS guards, and others who may have participated in the Third Reich’s atrocities during World War II.

The report, scheduled for public release this week and obtained by the AP, used computer-processed data and other internal agency records to develop a comprehensive picture of the total number of Nazi suspects who received benefits and the dollar amounts paid out. The Social Security Administration last year refused AP’s request for those figures.

The payments are far greater than previously estimated and occurred between February 1962 and January 2015, when a new law called the No Social Security for Nazis Act kicked in and ended retirement payments for four beneficiaries. The report does not include the names of any Nazi suspects who received benefits.

The large amount of the benefits and their duration illustrate how unaware the American public was of the influx of Nazi persecutors into the U.S., with estimates ranging as high as 10,000. Many lied about their Nazi pasts to get into the U.S. and even became American citizens. They got jobs and said little about what they did during the war.

Yet the U.S. was slow to react. It wasn’t until 1979 that a special Nazi-hunting unit, the Office of Special Investigations, was created within the Justice Department.

Rep. Carolyn Maloney, D-N.Y., requested that the Social Security Administration’s inspector general look into the scope of the payments following AP’s investigation, which was published in October 2014. On Saturday, she said the IG’s report showed that 133 alleged and confirmed Nazis actively worked to conceal their true identities from the U.S. government and still received Social Security payments.

“We must continue working to remember the tragedy of the Holocaust and hold those responsible accountable,” Maloney said in a statement. “One way to do that is by providing as much information to the public as possible. This report hopefully provides some clarity.”

AP found that the Justice Department used a legal loophole to persuade Nazi suspects to leave the U.S. in exchange for Social Security benefits. If they agreed to go voluntarily, or simply fled the country before being deported, they could keep their benefits. The Justice Department denied using Social Security payments as a way to expel former Nazis.

By March 1999, 28 suspected Nazi criminals had collected $1.5 million in Social Security payments after their removal from the U.S. Since then, AP estimated the amount paid out had grown substantially. That estimate is based on the number of suspects who qualified and the three decades that have passed since the first former Nazis, Arthur Rudolph and John Avdzej, signed agreements that required them to leave the country but ensured their benefits would continue.

The IG’s report said $5.6 million was paid to 38 former Nazis before they were deported. Ninety five Nazi suspects who were not deported but were alleged or found to have participated in the Nazi persecution received $14.5 million in benefits, according to the report.

The IG criticized the Social Security Administration for improperly paying four beneficiaries $15,658 because it did not suspend the benefits in time.

The report also said the Social Security Administration “properly stopped payment” to the four beneficiaries when the new law banning benefits to Nazi suspects went into effect. The agency did, however, continue payments to one suspect because he was not subject to the law.

The Social Security Administration did not immediately respond to a request for comment.

But in informal comments to the IG, the agency and the Justice Department said the pool of 133 suspects included individuals who were not deported and may not have had any role with the Nazis. The Justice Department requested the report only include the names of 81 people it had provided to the IG and who had conclusively determined to be involved in the Nazi persecution.

___

Follow Rising on Twitter at http://twitter.com/davidrising and Herschaft at http://twitter.com/HerschaftAP and Lardner at http://twitter.com/rplardner

 

Hillary’s trade deal trouble
From: David Freddoso

President 2016 Clinton and trade: “You can not endorse for president. That’s conceivable if both candidates weren’t interested in raising wages.”

This threat, coming from AFL-CIO bigwig Richard Trumka, clearly refers to a

image: https://scontent-iad3-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xaf1/v/t1.0-9/538177_387682207994704_1485754297_n.jpg?oh=02b60b8acd0e9eae9226deb367a79af9&oe=55ECD5CA

general election, not a primary. He is threatening to withhold his mega-union organization’s endorsement if Hillary Clinton comes out in favor of the Trans-Pacific Partnership trade agreement that she quite openly endorsed while serving as secretary of State. The union’s contention is that foreign competition drives down wages, and that somehow this can be avoided by setting up obstacles to free trade.

The threat puts Clinton in a bit of a difficult position. Not an impossible one, but a difficult one.

One might be inclined, based on events so far, to think that election 2016 is only about juicy Clinton scandals. Not so! In fact, there are real issues to be discussed as well, and this is one that loom large for at least the rest of 2015, if not well into next year.

At this point, though, no one believes Hillary can be blocked from the Democratic nomination. The only leverage that Democratic-leaning constituencies have against her is the fact she needs them to become president, and she is definitely not a shoo-in for the general election. So Trumka’s threat is no small matter. No presidential campaign can afford to write off an important base constituency — especially when it’s a constituency that provides most of the party’s get-out-the-vote shock troops.

This is an under-discussed issue within the Democratic base. Discussions of Hillary Clinton’s weaknesses as a presidential candidate usually involve the likelihood that black voter turnout will recede in 2016 from its Obama-era levels. This seems almost inevitable, given the unique nature of Obama as the first black national-level politician with realistic presidential ambitions (in 2008), and then as the first black president seeking to retain his office (in 2012).

A look at vote margins in the last four presidential elections illustrates not just how critical the black vote is for the party, but also what it means for Democrats if it returns to pre-Obama turnout levels and voting patterns:

image: http://conservativeintel.com/wp-content/uploads/2015/06/Capture1.jpg

The bottom row shows the overall victory margin in the popular vote. The top row shows black voters’ contribution to that margin — in each case, larger than the margin itself. But the main point here is the difference between the black margins in 2000/2004 and those in 2008/2012. A reversion to pre-Obama voting patterns among blacks would shave 3 or 4 points off the Democrats’ overall advantage before a single shot is fired. The chart also shows that Democrats can thank the Obama-era boost in black voting for nearly all of their 2012 popular vote victory margin.

Now, Trumka’s threat to Hillary brings up the question of labor unions. They are also a big part of the Democratic demographic story, but a less triumphalist and therefore less-discussed part. Union households make up a declining segment of the electorate, comprising 26, 24, 21, and 18 percent of the vote in the last four presidential elections, chronologically. Here are the overall margins within the national electorate that union households have been giving to Democrats:

image: http://conservativeintel.com/wp-content/uploads/2015/06/Capture.jpg

Again, the bottom row is the overall Democratic margin in the last four presidential races, and the top row shows unions’ contributions to that margin. These numbers provide further evidence (in addition to the statistics released annually by the Department of Labor) that unions are dying on the vine. But they also illustrate where Democrats stand at the margins. In a trend that predates Obama (and really has nothing to do with him), Democrats have lost about 2.5 margin-points since 2000, even amid declining Republican performances, because of declining numbers and declining Democratic partisanship among union households.

This is one of the factors offsetting and preventing whatever racial/demographic miracle Democrats have been expecting since the 1990s to make them a permanent majority. (The decline of union political influence is probably also contributing to white voters’ increasing Republican lean. Two other potential factors: The old-age deaths of white Democrats who lived through the FDR era and of the last die-hard Southern Democratic voters for whom voting Democrat was a statement of Southern nationalism.)

One could argue that this chart makes the case that Trumka cannot afford to snub Clinton, so is he really in a position to make this threat at all? Organized Labor’s net value to Democrats is small and shrinking, at least in terms of votes. If he sidelines the AFL-CIO in 2016, Trumka might be left with no meaningful endorsement to confer in 2020. With the federal courts cracking down on union chiseling from welfare programs, and Midwestern states suddenly adopting right-to-work laws, union membership and union influence are sure to continue declining.

Then again, one cannot overestimate the value of the union contribution to Democrats in terms of muscle and manpower — those phone banks and canvassing drives don’t man themselves. Moreover, every little bit is going to matter for Hillary, especially if black turnout sags as expected.

The trade issue is a particularly complicated one for Democrats to negotiate — a microcosm, if you will, for the Democrats’ typical problem of a base fragmented between so many constituencies with little in common. Believe it or not, most Democratic voters are actually soft supporters of free trade — a recent Pew poll found them to be even more supportive of trade agreements than Republican voters (perhaps in part because of Obama’s current influence). Hispanic voters — representatives of that critical growing demographic — are, by far, the most supportive of free trade agreements.

But an important hard core of the Democratic Party detests free trade, and because its preference is so much stronger, it must be pandered to.

During the 2008 election, then-Senator Obama played a bit of a two-faced game

image: http://conservativeintel.com/wp-content/uploads/2015/03/CIB020615-Obama-300×195.jpg

on trade. He spoke in public (especially in places like Ohio) about how he wanted to renegotiate NAFTA. Simultaneously, he sent advisors to tell NAFTA trading partners (that is, the Canadian government) that he was being insincere and they had nothing to worry about. The advisors were, of course, telling the truth, as Obama is not only a defender of NAFTA but also angling to create new trade agreements.

Clinton probably can do no better on the issue now than Obama did then. She has to fine a minimally plausible way to prevaricate and leave it at that until trade becomes a moot point.

It hurts Clinton even more that she vocally supported the TPP as secretary of State, calling it a “gold standard” in terms of the various excuses unions use to subvert free trade agreements — human rights for foreign workers, for example. And frankly, she would look ridiculous at this point if she reversed herself on the deal now.

So she will have to find a new reason to oppose it — to assert that it is now somehow different than when she voiced such gushing praise for it in her official capacity as a cabinet secretary. Either that, or expect an extremely uncomfortable silence on the issue for quite some time to come.

Foreign policy: If trade is awkward for Democrats, how about foreign policy for Republicans? Sen. Rand Paul, R-Ky., used a television interview on Morning Joe to blame Republican neocons for the rise of the Islamic State, on the grounds that their military interventions had left so many weapons for ISIS to seize.

This was not necessarily the strongest statement of the libertarian worldview, but

image: http://conservativeintel.com/wp-content/uploads/2015/03/CIB010615-Jindal-300×200.jpg

it was scathing. And other Republicans’ responses were scathing as well. For example, Louisiana Gov. Bobby Jindal called Paul “unsuited” to be president, and compared him not only to liberals, Democrats, and attendees of Georgetown cocktail parties, but also to commentators on al-Jazeera.

Perhaps it seems ugly, but this is actually a healthy debate for Republicans to have right now. With some Republicans struggling to offer either a coherent defense or an apology for an Iraq war that is pretty much universally regarded as a mistake today, Paul serves a purpose by rocking the boat, even if his accusation is a bit too broad and his level of collegiality less than ideal. Republicans must address Iraq in some way, as it represents the undoing of George W. Bush’s administration and is largely responsible for the rise of Obama.

In the future, Republicans will need to unite (more or less) around a more judicious foreign policy. Even those who support the use of American military might to advance various goals have to acknowledge that there are limits to where it should be used, and that those limits properly established would probably preclude a repeat of the Iraq War, were it presented as a possibility again today.
Read more at http://conservativeintel.com/2015/06/01/the-briefing-vol-iii-issue-15-2/

 

HILLARY MADE ARMS DEALS: While Cash Donations from 20 Foreign Governments Flooded to Clinton Foundation

As usual, Hillary won’t answer to this. The best part? This report is coming from the uber-liberal Salon.

Salon – Among all the rivers of money that have flowed to the Clinton family, one seems to raise the biggest national security questions of all: the stream of cash that came from 20 foreign governments who relied on weapons export approvals from Hillary Clinton’s State Department.

Federal law designates the secretary of state as “responsible for the continuous supervision and general direction of sales” of arms, military hardware and services to foreign countries. In practice, that meant that Clinton was charged with rejecting or approving weapons deals — and when it came to Clinton Foundation donors, Hillary Clinton’s State Department did a whole lot of approving.

While Clinton was secretary of state, her department approved $165 billion worth of commercial arms sales to Clinton Foundation donors. That figure from Clinton’s three full fiscal years in office is almost double the value of arms sales to those countries during the same period of President George W. Bush’s second term.

 

 

 

Los15 Parques Nacionales más bellos de USA.

http://www.budgettravel.com/slideshow/most-beautiful-national-parks-in-america,39391/?wpisrc=newsletter

“FREEDOM IS  NOT  FREE”

“En mi opinión”

Blooger:  https://www.blogger.com/home

https://enmiopinionlrgm.wordpress.com/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s